EL ESTRÉS PROVOCA AUMENTO DE CORTISOL ES POR ELLO QUE AUMENTA EL APETITO

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

EL ESTRÉS PROVOCA AUMENTO DE CORTISOL ES POR ELLO QUE AUMENTA EL APETITO

 

Cuando el cuerpo está sometido a una presión diaria y alta en estrés y ansiedad, se crea un entorno elevado de una hormona llamada cortisol y muchas veces esta presión se mantiene y con ello unas repercusiones y problemas metabólicos, veamos…

El cortisol alto eleva la glucosa en la sangre y si no se está haciendo una actividad que utilice esa glucosa, se almacena en forma de grasa.

Puede provocar problemas a nivel control de apetito por culpa de los niveles de serotonina, dopamina y endomorfinas en desajuste y el cuerpo entra en un estado caótico en el que demanda un aporte de carbohidratos los llamados antojos por dulces o exceso de cantidad de comida.

Para no caer en estos problemas que hacen fracasar muchas veces nuestros planes dietéticos, debemos tener en cuenta que el cortisol es un aliado incondicional del cerebro. Su objetivo principal es proveer de glucosa al cerebro para lo cual destruirá todo otro tejido, proteínas musculares, proteínas… Utilizará ácidos grasos y cerrará la entrada de glucosa a los otros  tejidos.

Su secreción se incrementa bajo cualquier estrés corporal, incuso el ejercicio.

Los niveles de cortisol alcanzan su momento más alto a los 30-45 minutos de actividad, bajando luego hasta un nivel normal y en este punto la hormona de crecimiento es otra partícipe de este proceso en el ejercicio, aumentando sus niveles en sangre.

Por ello debemos tener muy en cuenta que esos 30- 45 minutos van a ser muy importantes para después de que trascurran preparar el aporte de nutrientes que necesita el cuerpo, aprovechando el incremento de hormona de crecimiento que es lo que estamos esperando para pasar a la fase de bloqueo con un aporte de glucosa o carbohidratos de índice glucémico alto, después del ejercicio esto conseguirá que la insulina interfiera con el cortisol y minimice su presencia.

Uno de los mejores momentos para testear los niveles de cortisol es en la mañana con el estómago vacío.

Este valor de referencia o rango apropiado debe estar entre 4 mcg/dl y 19 mcg/dl, siendo una muestra  sanguínea.

El rango normal de cortisol libre medido en orina debe encontrarse entre 10 pg/ml y 110 pg/ml.

Existe otra forma de medir cortisol a través de la saliva. El rango normal con este método, tomado en la mañana, se encuentra entre 100nmol/L y 300nmol/L.

 

 

COCTEL PARA PODER BAJAR EL CORTISOL EN ATLETAS DE ALTO RENDIMIENTO, OBTENIENDO UN GRAN RENDIMIENTO:

 

–Fosfatidilserina(PS): Este fofolípido parece tener propiedades supresoras de cortisol. Un estudio muestra que 800 mg de PS dado en dosis orales dividas, suprime el cortisol.

–Zinc: Mineral esencial como cofactor en más de 300 reacciones enzimáticas en el cuerpo, incluyendo la síntesis de testosterona y la producción de hormonas esteroideas.

–L-Glutamina: Es el aminoácido libre más abundante en el tejido muscular. Cumple un rol muy importante en la síntesis de proteínas y es de considerable importancia para los atletas que realizan entrenamiento con pesas.

–Vitamina C: Esta vitamina es principalmente conocida por sus propiedades antioxidantes.

–Vitamina A: Un estudio muestra que esta vitamina, además de ser usada para una mantener la funcionalidad de la piel, puede también minimizar los niveles de cortisol.

–Acetil-L-carnitina: Puede ayudar a prevenir la disminución de testosterona que ocurre durante y luego de una sesión de entrenamiento de resistencia intenso.

–Gingko Biloba: Esta planta es principalmente utilizada por sus efectos sobre el incremento del flujo sanguíneo y de oxígeno al cerebro, lo cual puede conducir a una concentración metal mayor.

Todos ellos nos ayudan de alguna manera a reducir o estabilizar niveles normales de cortisol.

Un punto muy importante, además de la dieta, es el no sobreentrenar y tomar suficientes días de  descanso entre los entrenamientos. La  célula le lleva de 48 a 72 horas su recuperación.

Evitar el estrés y relajarse. Tratar de dormir al menos ocho horas por noche para dejar que tu sistema hormonal complete los procesos hormonales y en definitiva tener una secreción normal de cortisol.

Evita el estrés y mantén tus niveles de cortisol equilibrados
Posted on: 03/09/2017, by : SF